marzo 1, 2024

Tras casi un año pagando la oferta de SkyShowtime, he cancelado: el problema del streaming ni siquiera es subir precios

En la era dorada del streaming (en esa en la que ser rentable era lo de menos, no como ahora), confieso que me suscribía a todo: sentía que tenía al alcance de la mano los mejores éxitos, pero también una larga lista de series con las que había crecido (y que como Los Simpson, espero que me acompañen siemore). Algunas las había visto como Friends, otras como ‘The Office’ las sigo teniendo en pendientes.

No es para menos: cuando Netflix se lanzó en España costaba 7,99 euros al mes (aunque siempre usé el plan que me permitía compartir cuenta con otras tres personas), HBO Max a mitad de precio ‘para siempre‘, Prime Vídeo incluido en mi suscripción de Prime y SkyShowTime, una de las últimas en llegar, a un irrisorio precio de 2,99 euros gracias al descuento del 50% ‘de por vida’. A ese precio les perdonaba todo. Hasta me di cuenta que aunque sean pocos euros, estaba malgastando mi dinero.

SkyShowTime: sí, pero no

Ser el último en llegar, más allá del reclamo de ser la novedad, no suele ser algo bueno: ya hay roles, costumbres y una cuota del pastel, la del reñido streaming, donde costaba rascar. Pero oye, pagar menos de tres euros por un servicio que aunque en teoría no permite compartir cuenta, en la práctica ya tal, es casi un regalo: con hasta tres reproducciones simultáneas, es menos de un euro por persona. El truco estaba en apuntarse a través de la aplicación y no darse de baja, porque si ahora te suscribes, pagarás los 5,99 euros de su PVP.

Su otro gran bastión era su extenso catálogo. En ningún momento ha sacado pecho por contar con series actuales de relumbrón, porque su as en la manga es su fondo de armario. Más concretamente películas, series y documentales de Universal Pictures, Nickelodeon, DreamWorks Animation, Showtime, Sky Studios, Paramount Pictures y Peacock. En títulos: Bosé, el biopic del ínclito cantante, míticas como Ley y Orden, CSI: Las Vegas, Californication, The Good Wife, Yellowstone, Brotherhood, Ray Donovan,  Star Trek: Strange New Worlds o dos de las que tengo pendientes y más deseo ver: The Office y Parks and Recreation. En cine, encontramos Star Trek, Jurassic Park, Misión Imposible, Regreso al Futuro, Forrest Gump, Transformers, Gladiator, Top Gun, Fast & Furious o Gru: mi villano favorito o Bob Esponja: la película.

La experiencia de uso de la plataforma es buena, pero a este príncipe azul empezaba a verle las costuras: series anunciadas que se hicieron esperar, otras que prometen estar completas pero luego resulta que faltaban temporadas, más de lo mismo con sagas cinematográficas. Y desapariciones: el equipo de Xataka Móvil llegó a detectar un bajón de 700 a 370 películas. Sí, es ley de vida que algunas licencias caduquen, pero otras eran propias. Finalmente están las cuestiones técnicas: seguir con una resolución de 1080p en 2024 es inexplicable (y empaña el visionado de ambiciosos títulos recientes) y el sonido se queda en un Dolby Digital 5.1.

sky sky

Ya cari, pero es que pagas menos de un euro. Cierto, y eso es lo que me ha hecho seguir dentro de la plataforma incluso ahora, que integrada en Movistar la convierte en una plataforma más atractiva ante una potencial suscripción. El verdadero motivo es que la lista de pendientes apenas baja:  el tiempo que tengo lo destino a ver las series nuevas que surgen y me llaman (como Griselda), lo que se traduce en que con la oferta actual del streaming me faltan horas para ver lo demás. El día que me proponga seriamente ver ‘The Office’, me saldrá más a cuenta darme de alta y devorarla, porque tengo claro que me encantará.

Portada | Alejandro Alcolea

En Genbeta | Netflix, Prime Video, HBO Max, Disney+ y más: cuánto cuestan en 2024 las principales plataformas de streaming en España