junio 14, 2024

Una camarera presumía en TikTok de regalar cosas a sus clientes. Tras ser despedida, sus fans tienen una misión: review bombing

Una camarera presumía en TikTok de regalar cosas a sus clientes. Tras ser despedida, sus fans tienen una misión: review bombing

En el cuadrilátero contrario a los influencers que viven de la opulencia están los que se ríen (para no llorar) de su precariedad laboral. Casi siempre son dos chicas en un pódcast (un formato agradecido para contar desavenencias), pero esta vez fue una tiktoker la que se hizo viral con unos vídeos sobre su empresa que acabaron desencadenando su despido.

Carmen Merina, más conocida como Rayomcqueer, es una andaluza de 24 años que se ha viralizado en las últimas semanas por mostrar una actitud pasiva ante sus clientes en vez de proteger a su empresa, una cafetería de Granada. Su relato resonó con muchos jóvenes que encadenan trabajos precarios y llegó al ‘prime time’ con su participación en un programa de La Sexta y un reportaje en El País. Incluso fichó por una agencia de representación para influencers.

En la empresa no recibieron su incipiente fama con las mismas ganas y acabaron despidiéndola, pero la decisión no estuvo del todo bien medida porque la chica ha acabado narrando el despido en TikTok y ahora sus fans se han propuesto llenar de reviews negativas el nombre de la empresa.

El despido en tiempos de TikTok

@rayomcqueer_

cosas q me dan igual version precariedad laboral #cosasquemedanigual

♬ sonido original – rayomcqueer

Rayomcqueer contó ayer a sus 30.000 seguidores que la habían despedido de la “no tan famosa franquicia de cafeterías” donde trabajaba. “Tranquila, amor. Me da igual. No se ha muerto nadie —decía, para no preocupar a sus seguidores—. Me voy a otro sitio a que me exploten exactamente de la misma manera”.

Según cuenta en el vídeo, Rayomcqueer llegó un día a la cafetería de Granada donde trabajaba y se encontró con los de recursos humanos esperándola “para tener una charlita amistosa”.

La charlita se dilató una hora y medio y concluyó con el despido, sin preaviso, de la tiktoker. “Me sueltan una verborrea como si se hubieran metido el diccionario de sinónimos y antónimos por el culo —explica Rayomcqueer—  para decirme lo que todos veníamos sospechando desde que subí cierto videíto a cierta plataforma”.

Se refiere a su vídeo más popular, “cosas que me dan igual versión precariedad laboral”, en el que cuenta la manga ancha que solía tener con sus clientes porque todo “le daba igual”:

  • “‘Me has cobrado de menos, el tamaño del café es grande’. Me da igual, llévatelo”.
  • “‘Se me ha caído el café…’. Me da igual, toma otro café”.
  • “Me da igual que no hayas consumido para entrar al baño”
  • “‘Espérate que te enseñe el cupón de descuento…’ Descuento aplicado, me da igual”.
  • “Que te quedes sin consumir, me da igual”.
  • “”¿Perdona, puedo pasar que llevo un bagel del Dunkin Donuts?’ Me da igual”.

“Me da igual, túmbate en la mesa si quieres, yo voy a seguir cobrando cinco euros la hora” sentenciaba en el vídeo, que acumula 600.000 reproducciones desde principios de octubre.

Review bombing para defender a la tiktoker

@rayomcqueer_

a partir de ahora mis pronombres son desem/pleada #desempleada #despedida

♬ sonido original – rayomcqueer

Los de la empresa debieron de ver el vídeo poco después de su publicación porque recursos humanos sorprendió a Rayomcqueer “con un dossier enorme de pruebas que justificaban mi despido en caso de que yo quisiera impugnarlo”.

“Entre las pruebas había unas fotos en las que salía yo sellando de más una tarjeta de fidelización —dice la tiktoker—. A lo mejor en algún momento había yo puesto algún que otro descuento de más, cositas que nos pasan a las que no somos tan herederas”

Los fans de Rayomcqueer reaccionaron con un bombardeo de reseñas negativas en el perfil de la cafetería en Google. “Despiden a los trabajadores por exigir derechos laborales”. “El de RRHH huele a cerrado”. Y decenas de reviews de 1 estrella que bajaron la puntuación a un 1,6.

Si bien Rayomcqueer fue despedida con un dossier de justificaciones, la empresa ha acabado reconociendo el despido improcedente, a juzgar por un nuevo vídeo de su canal de TikTok.

“Cuando pienses que el mundo te ha dado la espalda y que la vida no te sonríe, solo recuerda: indemnización por despido improcedente“, escribe con su ácido sentido del humor en un vídeo en el que sale bailando una versión a piano de ‘See you again’ de Wiz Khalifa.

{“videoId”:”x806n3d”,”autoplay”:false,”title”:”La TECNOLOGÍA y LOS EMPLEOS DEL FUTURO – Insert Coin con Manuel Hidalgo”, “tag”:”empleo”}

Por otro lado, la cafetería habrá tenido que abonar a la tiktoker los 15 días de preaviso que no le dio, al pedirle que dejara su puesto el mismo día que la notificó del despido. “Muchas gracias por seguirme en esta aventura llamada precariedad laboral”, concluye Rayomcqueer.

Imagen | Rayomcqueer_ (TikTok), Google

En Xataka | Récord de universitarios: así huye una generación de la precariedad por la vía de los estudios superiores

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Una camarera presumía en TikTok de regalar cosas a sus clientes. Tras ser despedida, sus fans tienen una misión: review bombing fue publicada originalmente en Xataka por Matías S. Zavia .