mayo 17, 2024

El escritor Gómez-Jurado le toma el pelo a un estafador en WhatsApp y demuestra la importancia de adoptar esta medida de seguridad

Frente a unas ciberestafas cada vez más generalizadas, es bueno comprobar cómo el ingenio de los usuarios permite ‘torear’ a los timadores. Eso es lo que ha logrado el conocido escritor y periodista Juan Gómez-Jurado (autor de ‘best sellers’ como “Reina Roja”), quien tirando de humor mostró hace unas horas en su Twitter una ingeniosa manera de lidiar con un intento de estafa por WhatsApp, nada menos que el famoso ‘timo del hijo en apuros’.

En este caso, el estafador se hizo pasar por el supuesto hijo del escritor y le envió un mensaje diciendo: “Hola, papa, soy yo, tuve un accidente. Me han dejado este móvil para que contacte contigo”. Importante este último dato, pues intenta justificar que no escriba desde su número habitual.

Normalmente (aunque no siempre), esta clase de mensajes se envía de manera masiva, asumiendo que la mayor parte de los receptores no picarán (por no tener hijos adultos, o porque el mensaje les extrañe por una u otra razón).

Normalmente, cuando el usuario pica (normalmente una persona mayor con pocos conocimientos tecnológicos, a veces alguien con la mala fortuna de no haber podido contactar telefónicamente con su hijo en los minutos siguientes), el estafador le convence, con una u otra excusa, de necesitar urgentemente una transferencia de dinero.

Pero cuando no pica, el usuario tiene dos opciones: pasar del mensaje y (preferiblemente) bloquear al timador, o divertirse antes un rato a su costa. Esta fue la opción por la que apostó Gómez-Jurado, quien tras su conversación publicó ésta en Twitter, cosechando de paso 2.000 retuits y 13.000 ‘likes’ en el momento de escribir estas líneas.

Así, en lugar de caer en la trampa, Gómez-Jurado respondió con inteligencia y pidió al estafador que le proporcionara “la contraseña” previamente acordada para tales situaciones. El estafador, evidentemente desconcertado, respondió que no recordaba la contraseña y suplicó ayuda.

Hijo1 Hijo1

Sin embargo, el escritor insistió y aceptó darle una pista: “El nombre del ayudante de Batman”. El estafador respondió correctamente (pero tirando a lo fácil) diciendo que “Robin”. Así que Gómez-Jurado no se detuvo ahí y formuló la pregunta definitiva:

“Eso lo sabe cualquiera, pero de todos los que han existido, ¿cuál de ellos es el mejor Robin?”.

El estafador, no sabemos si por ser fan de DC o por ser rápido recurriendo a Google, se la jugó contestando “Dick Grayson” (el Robin original, quien se terminó independizando y ejerciendo como superhéroe con el nombre de Nightwing). Pero Gómez-Jurado no le concedió la victoria (ni la transferencia de dinero, claro), aseverando de forma hilarante que

“La respuesta era Tim Drake. Ahora sé que no eres mi hijo. Ningún hijo mío daría una respuesta tan heterobásica”.

Hijo2 Hijo2

Hilarante, entre otras cosas, porque todo el mundo sabe que el mejor Robin es Damian Wayne, por supuesto.

¡QUE NO TE ENGAÑEN! Los principales TIMOS en COMPRAS ONLINE y CÓMO EVITARLOS

La importancia de contar con palabras clave

Al compartir su experiencia, el escritor ha ayudado a recordarnos la importancia de utilizar medidas de seguridad, como contraseñas secretas o preguntas específicas, para protegerse contra esta clase de estafas.

Es importante que hablemos previamente con nuestros familiares de esta solución, pactando una respuesta para estos casos que permite verificar la identidad del remitente.

Así evitaremos que, en medio de la preocupación inducida por el mensaje del timador, sea éste último quien se aproveche y saquee las cuentas de alguno de nosotros.

Por supuesto, hay otra posible solución: pactar que esta clase de mensajes siempre se realizará por llamada de voz (no por mero mensaje de voz, ojo, pues la IA facilita cada vez más clonar las voces de otras personas… pero, en una llamada, en la que la comunicación es inmediata y bidireccional, resulta más difícil suplantarlas).

Imagen | Marcos Merino mediante IA 

En Genbeta | Intentan estafarle por WhatsApp y nos acaba sacando unas risas: el nuevo timo por SMS que se hacen pasar por tu hijo