febrero 26, 2024

Estos siete portátiles no usaban baterías recargables como los de ahora. Les bastaba con usar pilas AA

Estos siete portátiles no usaban baterías recargables como los de ahora. Les bastaba con usar pilas AA

Lograr que nuestros portátiles aguanten largas jornadas de trabajo (o de ocio) ha sido siempre uno de los retos de los fabricantes, pero hubo un tiempo en que algunos de esos fabricantes lanzaron una idea singular: la de no utilizar baterías recargables convencionales, sino pilas AA de toda la vida.

¿En serio? ¿Un portátil alimentado por pilas AA? No parece una idea demasiado buena dada la limitada capacidad de las pilas, pero en ciertas máquinas modestas y con características muy específicas aquello sí acabó teniendo sentido. En Lunduke han mostrado algunos ejemplos destacables, y aunque se trata de máquinas limitadas y ya obsoletas, cada propuesta es de lo más curiosa.

Atari ST Book

La primera es el Atari ST Book, un portátil sorprendente lanzado en 1991 y que contaba con un Motorola 68000, hasta 4 MB de RAM, hasta 120 MB de disco duro y lo más importante en este caso: una pantalla LCD monocroma de matriz pasiva de 10,4 pulgadas y con una resolución de 640×400 píxeles. Estaba basado en el sistema operativo Atari TOS 2.06.

Atari2

El equipo hacía uso de un compartimento en el que era posible utilizar una batería recargable, pero que también funcionaba con siete pilas AA. A pesar de ello sus modestas prestaciones permitían que la autonomía fuese relativamente larga. La posición del trackpad en el teclado es otra de sus notas llamativas.

TRS-80 Model 100 (1983)

Más antiguo aún es este equipo que parece más una calculadora científica. Sus prestaciones son también especialmente modestas, ya que contaba con tan solo 24 KB de memoria y una pantalla LCD de 240×64.

Trs

Aún así su formato era sorprendente porque contaba con un teclado de tamaño completo que se usaba para programar en BASIC. Hacía uso de cuatro pilas AA, y con ellas era capaz de aguantar 20 horas.

HP OmniBook 300 (1994)

La familia de portátiles Omnibook de HP fue una de las más codiciadas del mercado, y en ella hubo miembros singulares como este OmniBook 300 de 1994 que estaba basado en un Intel 386 y que contaba con un singular ratón de quita y pon que se “extraía” de un compartimento en el lateral del equipo.

Captura De Pantalla 2023 12 05 A Las 9 54 02

Este portátil contaba con una pantalla VGA de 9 pulgadas, y debido a sus limitaciones tenía tanto Excel como Word preinstalados en la ROM para que pudieran funcionar de forma razonable. Hacía uso de cuatro pilas AA que ofrecían una autonomía de hasta 9 horas según el dispositivo de almacenamiento interno elegido en la configuración.

HP 200LX (1994)

Aunque este producto entraría más en la categoría de PDA que en la de portátil, estamos ante un dispositivo híbrido —probablemente el primero de su clase— que contaba con un teclado de pequeño formato e incluso de un teclado numérico, además de una pantalla CGA de 640×200 píxeles.

HP 200LX

Este dispositivo estaba basado en MS-DOS 5.0, contaba con una CPU Intel 80186 y estaba alimentado por dos pilas AA. Gracias al reducido consumo de este equipo, la autonomía era de unas increíbles 40 horas.

IBM Workpad Z50 (1999)

En mayo de 1999 IBM lanzó un portátil sorprendente que entra en este repaso de refilón. Se trataba de un equipo basado en un procesador MIPS 4100 a 131 MHz, 16 MB de RAM, una pantalla de 640×480 píxeles, un módem de 33,6 Kbps integrado y un sistema operativo singular: Windows CE 2.11.

Work

El portátil contaba con una batería recargable convencional, pero es que además tenía un sistema de alimentación auxiliar: un compartimento de dos pilas AAA permitía alargar ligeramente la vida útil del equipo y evitar así pérdidas de datos si la batería principal se agotaba.

Alphasmart Dana (2002)

Más curioso aún es este equipo probablemente desconocido para muchos y que no estaba basado en un sistema operativo “de escritorio”, sino que estaba gobernado, atención, por PalmOS 4.1.2. Contaba con una pantalla panorámica de 560×160 píxeles de resolución y 16 MB de memoria.

Alpha

Pero es que además del teclado contaba con puertos USB, lector SD e incluso en un modelo revisado, con Wi-Fi. Estaba alimentado con tres pilas AA que permitían disponer de una autonomía de 40 horas (o la mitad con la retroiluminación activada).

Gecko EduBook (2009)

Casi recién salido del horno, sobre todo teniendo en cuenta el resto de equipos de los que hemos hablado, estaba este Gecko EduBook, un “netbook” que se vendía con Windows XP —pero también podía correr Linux— y que contaba con una pantalla de 8,9 pulgadas y 1.024 x 600 píxeles.

Captura De Pantalla 2023 12 05 A Las 10 11 46

Estaba basado con un curioso procesador Xcore86 a 1 GHz que tan solo consumía 1,2 W y era compatible con la arquitectura x86. El netbook estaba alimentado por ocho pilas AA recargables que, eso sí, ofrecían una autonomía de unas 4 horas, algo limitada pero razonable teniendo en cuenta que aquí estábamos ante un portátil “casi normal”.

Imagen | Felix Winkelnkemper

En Xataka | Quiero usar mi portátil siempre conectado a la corriente: consejos y buenas prácticas para conservar la batería

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Estos siete portátiles no usaban baterías recargables como los de ahora. Les bastaba con usar pilas AA fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .