febrero 22, 2024

La solución de un colegio contra los móviles está en un sobre cerrado: “Ahora ya no tenemos que confiscarlos”

La dirección de una escuela en Madrid decidió implantar unas bolsas con cierre de seguridad para que los estudiantes no puedan usar en ningún momento sus dispositivos en el centro

Un alumno de la Dragon School coloca su móvil en una bolsa de Yondr. A su lado, un profesor sostiene uno de los dispositivos con un imán que se usa para abrir y sellar el sobre en la puerta del colegio.

En el colegio privado Dragon School de Torrelodones (Madrid), la guerra contra el móvil en las aulas ha dado el paso definitivo. Ya no bastan las taquillas, la autorregulación o la vista gorda en los recreos. En el centro, los alumnos llevan sus móviles bloqueados en unas bolsas de tela con un cierre por imán de seguridad, que funciona de modo similar al antirrobo de supermercados o ropa de grandes almacenes. Cada mañana y tarde, los estudiantes esperan en fila con sus bolsas a pasar por el imán junto a la puerta, que sostienen un par de profesores.

Seguir leyendo

Un alumno de la Dragon School coloca su móvil en una bolsa de Yondr. A su lado, el profesor Romaric Sewell sostiene uno de los siete dispositivos numerados con un imán que se usa para sellar y abrir el sobre a la entrada del colegio.