febrero 29, 2024

Por qué un iPhone sobrevive intacto a la caída desde un avión y se revienta en otras situaciones: esto dice la ciencia

Por qué un iPhone sobrevive intacto a la caída desde un avión y se revienta en otras situaciones: esto dice la ciencia

¿Te imaginas estar volando a 16.000 pies en todo un Boeing 737 Max, que se caiga tu iPhone al vacío y que pese a todo sobreviva intacto? No recomendamos que lo pruebes, pero lo cierto es que ha sucedido recientemente. Ocurrió en el famoso avión de Alaska Airlines que perdió una parte del fuselaje en pleno vuelo. El iPhone 14 Pro que cayó al vacío de ese avión pertenecía a un tal un tal Cuong Tran y alguien lo encontró días posteriores al lado de una carretera.

Y sí, en perfectas condiciones. Tanto es así que pudieron localizar su origen al ver un correo electrónico en el que se mostraba la reserva de dicho vuelo por parte del pasajero. Un hecho tan inusual nos hace cuestionarnos si se trata de una campaña de marketing, aunque en realidad no es así. Una vez más, la ciencia tiene la respuesta para demostrar que fue un hecho poco común, pero nada raro a efectos de la física.

Un hecho paranormal que en realidad es muy normal

Que un móvil caiga de 16.000 pies al suelo y resulte intacto sería algo digno de un spot publicitario de cualquier fabricante para resaltar su resistencia, aunque siempre con algún indicativo que reflejase que es una ficción. Y es que es normal que nos cueste creer que sobreviva a ese incidente. Yo reconozco que fui de esos escépticos que creyó que de algún modo Apple había participado en un montaje para ‘vender’ la gran resistencia de sus móviles. Por mucho que no sea el estilo de la compañía.

{“videoId”:”x8oewop”,”autoplay”:true,”title”:”iPhone 15 Pro Max Review: EVOLUCIONA MÁS DE LO QUE PARECE”, “tag”:”webedia-prod”}

Sin embargo, los expertos verificaron la realidad del suceso y eso es lo que nos da pie a la siguiente duda: ¿cómo sobrevivió? Seguro que en alguna ocasión has asistido o sabido de una rotura de un iPhone por causas mucho más normales y a priori seguras. Incluso puede que lo hayas vivido en primera persona porque es muy típico que se te caiga de una pequeña altura y de repente lo recojas del suelo y veas la pantalla hecha añicos. O al menos algún rayón.

Luis Ángel Tejedor es profesor de Ingeniería Electrónica de Comunicaciones en la Universidad Complutense de Madrid y atendió recientemente a El País para resolver este curioso misterio sobre la resistencia del iPhone.

Iphone Avion 2

“Han intervenido tres elementos para que el teléfono quedara intacto: la segunda ley de Newton, la superficie del impacto y el diseño del dispositivo. Cuanto más tiempo esté el teléfono sometido a la fuerza de la gravedad, más tiempo actúa la aceleración de 9,8 m/s² y mayor velocidad alcanza.”

En cristiano, al menos para los que no somos expertos en física como Tejedor, esto viene a explicar que da igual la altura de la que se hubiese caído el iPhone, ya que este elemento en sí no interviene, aunque sí el tiempo que tarda en chocar contra el suelo y la aceleración que toma. Y que en un determinado punto, da igual que se caiga de un quinto piso o de 4 km de altura, como fue este caso.

“Cuanto más rápido cae el teléfono, mayor es la fuerza de rozamiento hasta que llega un momento en que la fuerza de rozamiento iguala a la de gravedad y el objeto ya no acelera más; a esta velocidad se le llama velocidad límite.”

El factor que más influyó en que el iPhone sobreviviese es… la suerte.

No obstante, el elemento clave de esta historia es la suerte, ya que el iPhone cayó sobre césped. Ya sabiendo que daba igual la altura de la que cayera el dispositivo, lo que determina si es más fácil que se rompa o no es el material contra el que choca. Y esto sí es sencillo de entender incluso para inexpertos en la materia: no es lo mismo un golpe contra una superficie como el césped que contra el cemento. Esto es al final un principio básico de la energía cinética que Tejedor hizo bien en recordar en sus declaraciones a El País.

“Esta energía [cinética], en el momento del impacto, tiene que disiparse de alguna manera. Si el teléfono cae sobre hierba, se dedicará a mover la hierba mullida, pero si cae sobre cemento o asfalto, que son rígidos, la energía se dedicará a deformar las diferentes partes del móvil, destruyéndolo.”

Por tanto, a modo de conclusión, nos queda claro que no se produjo ningún hecho milagroso o paranormal con el iPhone que cayó desde un avión. Por supuesto, también influye que el terminal llevase una funda y un protector de pantalla. Si bien no se descarta que el daño hubiese sido menor sin ellos, lo cierto es que es le dio plus de robustez.

Así, el elemento principal de todo es la buena suerte. Aquí ya podemos hacer teorías de todo tipo en relación al universo, al karma, a los dioses o a los ángeles de la guarda que estuviesen del lado del propietario. Y es que si llega a caer a unos pocos metros de distancia hubiese chocado con la carretera. Y ahí sí que estaríamos hablando de que alguien encontró un iPhone destrozado, aunque probablemente sin saber (o no tan fácilmente) que perteneció a alguien del Boeing 737 Max de Alaska Airlines.

Vía | El País

En Applesfera | Qué puedes hacer si el iPhone no enciende y se queda congelado en el logo de la manzana

En Applesfera | iPhone 16: fecha de lanzamiento, precio, modelos y todo lo que creemos saber sobre ellos

(function() { window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {}; var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0]; if (_JS_MODULES.instagram) { var instagramScript = document.createElement(‘script’); instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’; instagramScript.async = true; instagramScript.defer = true; headElement.appendChild(instagramScript); } })();


La noticia Por qué un iPhone sobrevive intacto a la caída desde un avión y se revienta en otras situaciones: esto dice la ciencia fue publicada originalmente en Applesfera por Álvaro García M. .